Sin goles no hay paraíso en el Atlético de Madrid: "Tenemos que trabajar los números, que son malos"