Una peña atlética en Galicia se plantea ir de incógnito a Riazor para ver a su equipo