De ataque terrorista a conductor borracho: un coche se estrella en mitad de un partido de balonmano