El árbitro no reflejó en el acta el lamentable estado del césped del Valladolid