¡Qué dolor! El árbitro cae fulminado por un calambre