Un árbitro expulsa a Isaiah Thomas a los 88 segundos por empujarle sin querer