Un árbitro asistente le deja sus botas a un jugador durante un partido después de que se le rompieran