El árbitro rumano del Bélgica-España ya acosó a un colegiado hace un año en un partido sub-20 de Rumanía