Un árbitro de 22 años deja el fútbol por los insultos homófobos recibidos durante un partido por parte de la directiva de un club

Un árbitro de 22 años deja el fútbol por los insultos homófobos recibidos durante un partido por parte de la directiva de un club