La angustiosa reaparición de Zidane: rodeado de niños en la grada mientras ve a su hijo