La angustia de los aficionados heridos tras la avalancha en Ipurúa