La curiosa anécdota de Luis Enrique y un policía nacional en el aeropuerto