El derbi vuelve a dividir la ciudad de Sevilla