De las lágrimas madridistas, a la emoción colchonera: las diferencias entre la presentación de Morata con Madrid y Atlético