Felicidad y risas en el entrenamiento del Barcelona tras la derrota del Real Madrid