La alegría del Córdoba por su ascenso