La brutal agresión a un árbitro amateur en la Copa de Londres