La 'agresión acústica' que paró la final del Máster de Snooker: unos youtubers simulan ventosidades para interrumpir la partida