El fin del pacto de no agresión entre el Madrid y el Atlético: la guerra ha estallado