La relación que une a las aficiones del Real Madrid y el Barcelona: del mal de unos al bien de otros