Los aficionados más fieles del Barcelona, con la BBC en la matrícula del coche