La odisea de los aficionados del Real Madrid para poder viajar a Kiev en la final de Champions