Un aficionado inglés en coma irreversible después de los enfrentamientos en Marsella