Un aficionado muy peculiar: se viste de Juego de Tronos para ir a ver jugar a su equipo