Un aficionado en chanclas se enfrenta en carrera a Chris Froome y le aguanta el ritmo