Un aficionado pinta la camiseta del Real Madrid en la fachada de su casa