Un aficionado roba la camiseta del Leicester colocada en la embajada para conmemorar al presidente fallecido