Una aficionada del Llagostera, expulsada de por vida por gestos racistas a Koné