Jesús Navas, único jugador del Sevilla que se salva de los insultos de su afición