La afición de los Celtics tiene nuevo héroe: la historia de Tacko Fall, el jugar más alto de la NBA