La afición del Atleti arropa a su equipo a las puertas del hotel rojiblanco