El virus Zika amenaza la presencia de algunos deportistas en los Juegos Olímpicos