Zidane y Simeone, dos estilos con un mismo objetivo