Yeray, con toda la fuerza ante sus dos últimas sesiones de quimio… ¡Ánimo, crack!