Verratti espera ahora un movimiento del Barça para negociar su salida del PSG