Verratti, al estilo Cristiano: se declara en rebeldía con su club