Vergüenza en Sudáfrica: brutal agresión de la afición de Kaizers Chiefs