Vergonzoso, sin novia, dormilón y buen estudiante: así es el Marco Asensio más personal