¡Vaya cabreo de Gatusso!: el italiano mostró el mismo carácter que cuando jugaba