Varios jugadores por los que ha apostado Zidane ya no le miran de la misma forma