Ni calor ni mes de agosto, Valencia y Atleti se enfrentaron en una batalla sin excusas