Vacío, con todos los recuerdos que le unían al Sporting: así ha quedado el despacho de Quini en Mareo