La Universidad de Fitchburg expulsa a uno de sus jugadores tras una terrible agresión en un partido de baloncesto