¡Tremendo! Los ayudantes de Zidane intentan calmar a un Cristiano que echa humo