De la emoción del padre de Torres al homenaje de la afición con una camiseta gigante del Atlético de Madrid