Torres y Cesc entran, pero trabajarán aparte