Tito Rabat, campeón del mundo de Moto2, recibido con honores en su vuelta a casa