Ter Stegen, un ciudadano más cogiendo el metro en Barcelona