Un Ter Stegen cabizbajo se sincera con un aficionado: “no puedo jugar”