El brutal asesinato de un hincha en Indonesia horroriza al mundo y obliga al Gobierno a suspender la liga